HORRORES EN LAS DECO DE LAS BODAS

 In Boda

En esta ocasión, os hablaremos de los horrores más comunes en las deco de las bodas. Y es que, en el maravilloso y divertido mundo de las bodas no todo vale. Existen una serie de límites que jamás se deben traspasar si no se quiere caer en los peores topicazos posibles. Por esta razón, y para procurar no caer en excesos innecesarios, siempre nos repetimos a nosotros mismos la misma máxima: “menos es más“. Esta fórmula para evitar los horrores más comunes nunca falla, os doy mi palabra.

Vamos a pasar por confeccionar una lista de detalles en las decoraciones en las bodas que, no sólo no nos gusta, sino que además, nos horroriza. Empecemos.

  1. Globos. No, no tenemos ningún trauma infantil al respecto, simplemente creemos que cada elemento tiene su lugar. Las decoraciones con globos las vemos más propias de fiestas infantiles y no para una boda. Por favor, globos no.
  1. Confeti. En algunas bodas se utilizan cañones de confeti que son accionados conforme salen los novios por la puerta de la iglesia. No nos gusta en absoluto. En realidad, no somos muy partidarios de esta costumbre a la salida de la iglesia, aunque, ya puestos a tirarle cosas a los novios preferimos pétalos de rosas o incluso el clásico arroz si nos apuráis.

 

  1. Manualidades. Todos tenemos la típica “Mari” en nuestro círculo familiar aficionada al fieltro, a la cartulina y al papel de seda. Por favor, aunque nos cueste romperle el corazón en mil pedazos, bajo ningún concepto le deis cancha a sus manualidades hechas con todo el amor del mundo.
  2. El combo “tul + hiedra“. Se suele recurrir a él para barandillas y columnas. De forma habitual, se suele caer en el error de pensar que hay que vestir sí o sí estos elementos con tul y hiedra al rededor, porque de esta manera, queda más fino y elegante. Nada más lejos de la realidad según nuestra opinión. De hecho, este combo da como resultado todo lo contrario además de antiguo y muy ortera.

 

  1. El batiburrillo. En nuestra opinión, la decoración y la ambientación de los distintos espacios debe seguir un mismo hilo conductor. De igual forma, somos más partidarios de lo conceptual que de lo explícito. Así, montar un rastro de trastos viejos rescatados de la buhardilla de tu abuela para montar un bodegón de bienvenida, no nos parece adecuado y tampoco aportará nada de originalidad. Recordad la máxima de “menos es más“.

No obstante, este top five de horrores está confeccionado bajo nuestro criterio y humilde opinión. No pretendemos ofender a nadie, en especial a los fabricantes de globos, a las “Maris” aficionadas al ganchillo y a las manualidades y, ni mucho menos, a las abuelas de nadie. 😉

Un saludo amig@s. Hasta el siguiente post!

@moisevski

 

Recent Posts

Start typing and press Enter to search

error: El contenido de esta página está protegido