NIÑOS EN LAS BODAS

 In Boda

En todas las bodas, aparece el mismo dilema: queremos que asistan niños o por el contrario solo deben ir adultos. Podríamos decir que hay dos “Españas” en este sentido. Hay parejas que lo tienen claro y piensan que no le supone ningún inconveniente la presencia de niños. Otras por el contrario, prefieren una celebración libre de “enanos”.

Pues bien, nosotros nos mojaremos en este debate diciendo que preferimos siempre las bodas sin niños, puesto que se trata de una celebración hecha por y para adultos.

Pensad que estas jóvenes criaturas son inquietas por naturaleza. ¿Conocéis algún niño que esté sentado más de media hora sin protestar? Nosotros no, desde luego.

Los niños tienen que correr, chillar, jugar, caerse…y los padres tienen que estar pendiente. No queremos eso para los padres. Queremos padres disfrutando del evento sin que tengan que estar pendientes de si su hijo se abrirá la cabeza o no.

No obstante, entendemos que este dilema pueda crear diferencias y malestar entre familiares y amigos, de manera que, en este post os daremos algunas claves que os puedan ayudar a tomar la mejor decisión.

 

SI DECIDIMOS QUE ASISTAN NIÑOS A NUESTRA BODA:

  • En primer lugar, debemos asegurarnos que en el lugar elegido para la celebración se pueda habilitar una zona destinada a los niños, separada de la zona de adultos, donde puedan divertirse y jugar.
  • Asegurada la zona habilitada, tendremos que contar con profesionales que se encarguen no solo del cuidado de los niños, también se deben encargar de tenerlos entretenidos con diferentes juegos.
  • Diseñarles junto con el catering un menú especial para ellos.
  • Preferiblemente, la boda deberá ser de día. Disfrutarán más.

¿Y SI DECIDIMOS QUE NO QUEREMOS NIÑOS? ¿CÓMO LO GESTIONAMOS?

  • Tomada la decisión, lo primero que tendremos que hacer es dejarlo claro por distintas vías. En las propias invitaciones debemos hacer referencia. Por ejemplo, evitando poner “Familia Pérez Pérez“. En su lugar, irán dirigidas directamente al matrimonio “Señores Pérez Pérez“.
  • Otra opción es escribir una pequeña indicación dentro de la invitación. Un “se ruega sólo adultos” debe bastar. No vemos con buenos ojos una prohibición expresa del tipo “niños no, por favor“. Evitad ser tan cortantes.
  • Hay parejas que optan por hacer una página web efímera con motivo de su boda. De esta forma, podréis exponer la información más relevante a vuestros invitados: mapa de la celebración, horario del servicio autobuses, etc. También aquí podréis hacer referencia al tema “niños“. Recordad que no queremos herir la sensibilidad de nadie, por lo que una buena opción sería un “…porque queremos que disfrutéis de nuestra boda y os quedéis hasta el final…“.
  • Por otra parte, no se os ocurra mentir poniendo como excusa el catering, al lugar de celebración o al cura. Las mentiras acaban saliendo a la luz y tendréis que lidiar con invitados ofendidos.
  • Bueno, ¿y si soy yo el invitado y me han dicho que no lleve niños? Creemos que no debemos ofendernos bajo ningún concepto. No nos lo podemos tomar como algo personal. Hay que tener presente, que los novios toman decisiones con la mejor voluntad, pensando siempre en lo mejor para los invitados.

 

Tanto si decidís que asistan niños a vuestra boda como si no, estaremos siempre a vuestra disposición para asesoraros y gestionar cualquier aspecto en este sentido: protocolo, invitaciones, sitios de celebración, profesionales en entretenimiento infantil, etc.

Podéis poneros en contacto con nosotros y pedirnos cita previa en las distintas vías que aparecen en nuestra web.

Moisés

Recent Posts

Start typing and press Enter to search

error: El contenido de esta página está protegido